viernes, 14 de mayo de 2010

POLÍTICA DE FUNCIÓN PÚBLICA DEL GOBIERNO DE ARAGÓN: UN DISCURSO FALAZ, FALLIDO Y DESMENTIDO.

La reacción provocada por el anuncio de recortes salariales en las Administraciones Públicas –algo que para la inmensa mayoría de los funcionarios públicos resultaba un escenario impensable-, pone al descubierto la radical inconsistencia de previsiones establecidas y proyectos elaborados para la función pública aragonesa, entre los cuales no podemos dejar de citar, como el más relevante, el Anteproyecto de Ley de Empleo Público de Aragón.

No hace mucho, se nos presentaba el borrador elaborado por los responsables de la Función Pública aragonesa –con gran despliegue en la prensa local-, destacando la importante novedad de un diseño de carrera horizontal, a partir de la evaluación del desempeño, con el establecimiento de primas por obtención de objetivos, insistiendo en que con ello se introducían en la Administración Pública criterios de eficiencia propios de la empresa privada. ¿De verdad dicho Anteproyecto apostaba por la eficiencia? ¿Por eficiencia cabe entender el encarecimiento de la función pública, el aumento de los costes de personal, sin ampliación de funciones o servicios? Ese, sin embargo, parece ya un debate aplazado, si no descartado por muchos años. Podemos interrogarnos, incluso, por la suerte que aguarda al Estatuto Básico del Empleado Público en este nuevo contexto.

Produce incredulidad recordar los planteamientos del Anteproyecto de Ley desde esta hora, cuando la función pública se ha visto devaluada por decreto, y lo que sus propuestas suponían y suponen de desconocimiento del contexto social y económico en el que se preparaba la norma. Ese Gobierno que iba a introducir primas para la función pública aragonesa es el mismo que ahora, con un Anteproyecto aún no retirado o descartado, señala que va a aplicar el recorte salarial que apruebe mediante Decreto-ley el Gobierno de España. ¿Tanto da decir una cosa como la contraria? ¿Tanto da anunciar primas como rebajas salariales? ¿No hace falta razonar ni dar explicaciones? ¿Acaso algún empresario que se precie actúa así con sus trabajadores? ¿Lo sucedido no es una contundente desautorización de algún Director General o Consejero o de algún representante sindical? ¿De qué coherencia son capaces en este momento? ¿De dimitir o simplemente de callar?

Esta Asociación, vaya por adelantado, mira con recelo cualquier planteamiento que suponga articular la carrera profesional de los servidores públicos –o sus retribuciones- en función de simples indicadores de eficiencia, pues ello constituye, a nuestro juicio, una deliberada desvirtuación de la naturaleza de la función pública y de sus principales señas de identidad, como son la vocación de servicio público, el sometimiento a la legalidad, la garantía diaria de los principios del Estado de Derecho, el aseguramiento de los derechos de los ciudadanos o la satisfacción y defensa del interés general.

Es la Administración la que ha de ser eficiente, pero ello no debería lograrse a través de prometer premios económicos a los servidores públicos. Podríamos preguntarnos ahora qué eficiencia se espera de la Administración con recortes salariales en lugar de primas. En la lógica propia del premio, deberíamos aventurar un claro deterioro del funcionamiento de la Administración. Si éste no se produce, será porque los servidores públicos no se mueven exclusiva ni fundamentalmente por ánimo de lucro, sino por responsabilidad, como la mayor parte de los profesionales de este país.

El ejercicio de la función pública es la actividad profesional propia de los servidores públicos, ejercida de forma estable y retribuida, de modo que el régimen retributivo tiene que ser un elemento incentivador del buen desempeño de los puestos de trabajo, pero no ha de magnificarse. No siempre el que más gana es el que mejor trabaja. Ni se trabaja con más satisfacción por la promesa de mejores retribuciones. Hay más factores, tanto o más decisivos. La utilidad social de lo que se hace y la identificación con los fines de la organización a la que se pertenece son importantes gratificaciones también.

Medidas de mal gobierno o contrarias a la más elemental ética pública, como las que a menudo presenciamos, dañan y devalúan la condición de la función pública, porque degradan la estima social y la propia autoestima de los servidores públicos. ¿Se puede sentir orgulloso alguien de pertenecer a una organización en la que los valores éticos proclamados se ignoran o vulneran una y otra vez? Acaso, y no debiera descartarse alegremente tal hipótesis, los premios económicos que los responsables políticos anunciaban para los funcionarios eran una manera de hacerles más tolerable esa contradicción de la realidad con la norma y con los valores proclamados.

La lógica del premio económico no es la que rige en la Administración Pública ni puede convivir adecuadamente con la inamovilidad, como garantía de la imparcialidad en el ejercicio de las funciones públicas. ¿Con quién compite la Administración en el mercado? ¿Qué volumen de negocio se disputa con otras organizaciones? Resulta rechazable, a nuestro juicio, trasladar sin más a una organización que no responde a criterios de mercado ni persigue resultados económicos estímulos propios de organizaciones con ánimo de lucro. Difícilmente se puede garantizar un buen funcionamiento de la Administración si a sus trabajadores se les proponen valores o incentivos contradictorios con la función que es propia de las organizaciones públicas.

El momento actual, en definitiva, es crítico por la falta de valores consistentes que detectamos en la ordenación de la función pública: al señuelo fallido de las mejoras salariales por carrera horizontal y primas por objetivo, anunciado o exhibido hace poco más de unas semanas, y que ha venido precedido por un descarado desafío a la “vigente” legalidad retributiva –en forma de claúsula de revisión salarial o de anticipo a cuenta de carrera profesional-, sucede ahora el drástico e inesperado recorte de derechos económicos de todos los servidores públicos. Ambas medidas cuentan con un claro denominador común, por increíble que parezca, y no es otro que la falta de valoración y de respeto hacia las cualidades propias de la función pública, lo que pone de manifiesto una pavorosa falta de competencia, solvencia y credibilidad de los responsables políticos de la administración española y aragonesa.

Tardaremos tiempo, si es que algún día lo logramos, en retomar el camino por el que avanzar hacia una función pública digna de un Estado de Derecho como el que proclama nuestra Constitución.

54 comentarios:

Anónimo dijo...

Los empleados públicos de Aragón esperan con resignación el recorte en su próxima nómina de junio, un 5% de media, en consonancia con las medidas anunciadas por el presidente del Gobierno de España. E igualmente, los representantes políticos y altos cargos asumen que no queda otro remedio que dar ejemplo a la ciudadanía y aceptar recortes de hasta un 15% en sus sueldos. Al menos públicamente. A pesar de las fuertes críticas al plan de Zapatero, ningún político se mueve en la foto a la hora de aceptar una rebaja en su salario, aunque algunos precisan respecto a los cargos públicos que hay muchos alcaldes aragoneses sin sueldo o con pequeñas percepciones.

El consejero de Economía, Alberto Larraz, no aclaró ayer demasiadas cosas respecto a la aplicación de estas medidas en la Comunidad. No obstante, Larraz avisó ayer en Huesca de que "nosotros ya hemos un ajuste el año 2010 en una primera fase". "Nos falta ahora ajustar las últimas medidas del Gobierno, que en el caso de la DGA, en lo que se refiere a funcionarios, tenemos un gasto de personal de unos 2.000 millones de euros, la mayor parte en Sanidad y Educación", añadió. Larraz cifró el ahorro en unos 60 o 70 millones de euros, pero prefirió no extenderse en más datos.

HERALDO DE ARAGON.

Anónimo dijo...

Comentario:

Algunos llevamos demasiado tiempo con recortes muy superiores al 5, al 15 y al 25%. A ver si nos enteramos que ya vale de privilegiados. Control absoluto de horarios, objetivos, y reestructuración de toda la Administración. A ver si se descubre de una vez que sobra al menos 1/3 de ellos. Ya vale. Estamos todos hartos. Y no vengan con rollos de "yo he aprobado una dura oposición" y tú?. Pues yo y muchos hemos estudiado muchos años (proyecto fin de carrera y master), apostando por buscarnos la vida y pagar un paquete de impuestos indecente. Y con orgullo queremos seguir haciéndolo, y si puede ser sin que parezcamos idiotas.

Anónimo dijo...

Comentario:

Parece que lo de rebajar a los funcionarios no tiene un ¿coste emocional¿ importante (así que carne barata para los leones del circo), pero por qué no intentar adoptar medidas estructurales: ¿Cargos de confianza y adecuación del perfil/cargo/sueldo? ¿Transparencia en las empresas públicas asociadas a todos los niveles de la administración? ¿Ética con los gastos/inversiones de representación? ¿Indicadores de eficiencia en la gestión? Ya puestos ¿No es público todo lo que se paga con dinero público? ¿Jubilaciones de oro con siete años cotizados?

Anónimo dijo...

¿Los chiringuitos a salvo del tijeretazo?

Anónimo dijo...

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha aclarado hoy que el recorte salarial del 5% anunciado para los empleados públicos no afectará a los trabajadores de las empresas del Estado ya que estas están sujetas al ámbito de la negociación colectiva, lo que "hay que respetar".

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, De la Vega ha aclarado que dentro de las empresas de titularidad pública, como son Correos, Renfe, AENA, Adif o RTVE, el recorte solo se aplicará a los directivos, en tanto que para el resto de trabajadores habrá que ceñirse a la negociación colectiva.

También se verán afectados por la rebaja salarial "todos los empleados públicos: funcionarios, estatutarios y laborales", que dependan de las diferentes administraciones públicas (central, autonómica y local).

La vicepresidenta ha reconocido que las medidas de ajuste son "duras, difíciles y especialmente dolorosas", y ha asegurado que al Gobierno también "le duele y le afecta" tomarlas, pero es consciente de que tiene que hacerlo para hacer frente a una situación excepcional.

EL PERIODICO DE ARAGON.

Anónimo dijo...

Tiene narices el asunto.

Anónimo dijo...

Comentario:

Me imagino que a estas alturas ya se va dando cuenta la gente en dónde anda la madre de todos los despilfarros en la Administración pública, verdad?

Anónimo dijo...

Comentario:

¿Tienen que respetar el pacto colectivo en las empresas, pero no el que hicieron sobre mantenimiento de poder adquisitivo de los funcionarios?.

Anónimo dijo...

Comentario:

Esto es un atraco a mano armada, osea a los funcionarios de carrera y laborales si se les descuenta el 5% y a los enchufados del partido no. Hay que desmantelar a todos esos chupoteros enchufados que no saben hacer la O con un canuto y que estan ahi escondidos sin levantar la voz para que nadie se de cuenta que son el aútentico cancer de España.

Anónimo dijo...

¿Esto lo arreglamos entre todos los funcionarios?

Anónimo dijo...

Comentario:

En las empresas públicas es donde están todos los enchufados de los partidos, entiéndase con carnet de partido, amigos, afines, etc... Por lo tanto si se respeta el convenio. Están colocados por la cara, sin haber tenido que opositar ni pasar ninguna criba

Anónimo dijo...

Comentario:

el dinero de los funcionarios se paga con el dinero de todos los españolitos, si el país va mal, veo logico que afecte a todos los funcionarios, además mucho sobresueldo hay suelto por ahí, que estoy cansado de trabajar como externo en empresas públicos, y ver los aires de listos que se dan los funcionarios, que se creen los reyes del mambo, pues ahora jo de ros ca bro nes

Anónimo dijo...

Comentario:

Esperemos que no te quedes en el paro, porque yo no le deseo mal a nadie, al contrario que tu.

Anónimo dijo...

La insolidaridad es lo peor en las épocas de crisis y dificultades: entiéndase en todas sus vertientes.

Anónimo dijo...

¡Qué papelón el de Zapatero en su semestre de presidencia europea!

Un poco más y nos echan!

Anónimo dijo...

Comentario:

En este país no dimite nadie mientras puedan seguir chupando del bote!! Este país da asco!! Es una vergüenza q la cúpula del gobierno siga gobernando. Deberían tener un poco de humildad y dimitir uno detrás de otro y dejar q otro gobierno se haga cargo de la situación catastrófica q han dejado de lo q antes era España...

Anónimo dijo...

José Luis Rodríguez Zapatero se ha convertido en el primer presidente de un Gobierno en España que rebaja el salario de los empleados públicos.

Hasta ahora, ningún Ejecutivo anterior había reducido la nómida de los funcionarios, un colectivo que, sin embargo, ha visto su sueldo congelado en los últimos 20 años (la primera ocasión en 1994, con Felipe González en el poder, y la segunda en 1997, en el primer mandato de Aznar, que fue respondida con una huelga en la función pública).

Este primer sacrificio en las retribuciones del personal del sector público irá unido a la congelación salarial en 2011. Ambas forman parte de las medidas [consúltelas aquí] anunciadas hoy por Zapatero en el Congreso, quien ha planteado "serios recortes adicionales" para atajar el déficit.

La reducción del sueldo de los funcionarios será proporcional a los ingresos por lo que afectará más a los salarios más altos. Además, los miembros del Ejecutivo, para dar ejemplo, verán recortados sus sueldos en un 15%.

EL MUNDO.

Anónimo dijo...

¿Hundimos la confianza de los ciudadanos?

Anónimo dijo...

¿Restauramos la confianza de los mercados?

Anónimo dijo...

Dans la guerre des juges espagnols, Luciano Varela ne cède rien à Baltasar Garzon. Le magistrat, qui accuse Garzon de prévarication pour avoir enquêté sur les crimes du franquisme malgré une loi d'amnistie, a décrété mercredi l'ouverture de son procès. C'est-à-dire précisément le jour où le Conseil général du pouvoir judiciaire (CGPJ), l'équivalent en Espagne du Conseil supérieur de la magistrature, devait examiner une demande de mutation de Garzon.

Le juge, qui s'était rendu célèbre en lançant un mandat d'arrêt contre le dictateur chilien Augusto Pinochet, a demandé mardi à ses supérieurs l'autorisation d'être détaché de son tribunal, l'Audience nationale. Garzon veut accepter un poste de consultant à la Cour pénale internationale de La Haye. Par la coïncidence des deux informations, l'organe de gouvernement des juges se retrouve face à un dilemme. Pour valider l'ouverture du procès, les sages doivent suspendre provisoirement Garzon de ses fonctions. Mais un juge suspendu ne peut être envoyé à La Haye. Du coup, le CGPJ a reporté sa décision à demain.

LE FIGARO.

Anónimo dijo...

Le juge espagnol Baltasar Garzon a été suspendu vendredi 14 mai de son poste à l'Audience nationale. Largement attendue, la décision du Conseil général du pouvoir judiciaire est dévastatrice pour la carrière du célèbre magistrat.

LE NOUVEL OBSERVATEUR.

Anónimo dijo...

El president del govern central, José Luis Rodríguez Zapatero, no va aconseguir convèncer ahir els líders dels dos principals sindicats de l’Estat espanyol, la UGT i CCOO, perquè s’avinguessin a acceptar el primer bloc de mesures d’ajustament per reduir el dèficit públic. És una resposta lògica, tenint en compte que una rebaixa salarial del 5 per cent de mitjana a un col·lectiu de tres milions de persones és inèdita a l’Estat i que el pes de l’austeritat recau, sobretot, en els drets socials, alguns dels quals van ser atorgats durant l’eufòria econòmica. El sector públic es mobilitzarà a principis de juny i els mateixos sindicats no exclouen una vaga general. La UGT i CCOO consideren que les mesures del govern espanyol no reactivaran l’economia, sinó tot al contrari. La reducció de rendes salarials dels funcionaris i la congelació d’algunes pensions implicarà una retracció del consum i això generarà més atur. Per aquest motiu, els sindicats creuen que Zapatero hauria d’haver elegit la via fiscal: és a dir, augmentar els impostos a les rendes més altes i l’IVA dels articles de luxe, i perseguir el frau fiscal i l’economia submergida. Algunes d’aquestes mesures s’han demostrat inoperants en el passat i d’altres requeririen un augment de funcionaris per aplicar-les.

L’abrandada defensa que van fer els dos sindicats dels funcionaris era innecessària. És obvi que la gran majoria de funcionaris són persones eficaces, competents i treballadores, perquè si no l’Estat espanyol ja fa molt de temps que hauria fet fallida. Del que es tracta és de com es pot reduir el dèficit, en una situació de crisi greu, de la manera més ràpida possible. Quan una empresa privada ha de reduir la massa salarial només té dues vies: o acomiadar treballadors –molts dels quals són valuosos– o abaixar-ne els sous. En el cas dels funcionaris només es pot utilitzar la segona via.

Els sindicats haurien d’explorar a fons la via de la negociació en comptes de generar crispació. Les mobilitzacions, diguin el que diguin, busquen defensar aquells que tenen feina, no els que l’han perduda. Sanejar l’economia és la condició necessària per recuperar el crèdit internacional i les inversions, i perquè es generi ocupació.

AVUI.

Anónimo dijo...

Ingressos i despeses
El president del govern espanyol s’ha decidit finalment a reduir despesa pública. Espanya és l’Estat de les Meravelles, amb permís del senyor Burton. Aquí les víctimes han de demanar al botxí que actuï. Sant masoquisme! José Luis Rodríguez Zapatero ha acceptat que la crisi la paguin els treballadors; és a dir, els funcionaris, els jubilats, les parelles amb fills o els dependents. La decisió –deixant de costat els efectes– suscita dues reflexions.

En primer lloc, com és que el president espanyol ha esperat a rebre pressions insuportables de la Unió Europea i dels Estats Units per actuar? Fa molt de temps tot hauria estat més suau i ho hauria pogut fer a instància i amb la complicitat de l’oposició. La segona és encara més directa. Si Zapatero havia fet bandera dels drets socials i de l’Estat de benestar i ara els retalla, contradient declaracions i trajectòria, no n’hi ha prou demanant excuses i perdó. Cal una acció política més contundent. Si el zapaterisme s’ha acabat, que convoqui eleccions. Dit tot això, encara queda espai per a un darrer apunt.

La crisi profunda que pateix l’economia espanyola s’explica pel manteniment o l’augment de la despesa i per la baixada dels ingressos de l’Estat. Zapatero ja ha tocat el primer concepte. Encara l’haurà de tocar més. I el segon? Què espera per aprovar tantes mesures com pugui per incentivar l’economia productiva?

VICENT SANCHIS.
AVUI

Anónimo dijo...

El Consell General del Poder Judicial (CGPJ) ha acordat per unanimitat suspendre el jutge de l'Audiència Nacional Baltasar Garzón després d'haver-se obert el judici oral contra ell al Tribunal Suprem per una presumpta prevaricació comesa en investigar les desaparicions del franquisme sense tenir-ne les competències.

El Consell ha actuat contra Garzón en aplicació de l'article 383 de la llei orgànica del poder judicial, que obliga a apartar de les seves tasques jurisdiccionals qualsevol jutge o magistrat quan es procedeixi contra ell per delictes comesos en l'exercici de les seves funcions.

D'aquesta manera, el titular del jutjat central d'instrucció número 5 es veu obligat a abandonar "de forma automàtica" l'Audiència Nacional fins que no es resolguin les tres causes obertes per prevaricació contra ell.

L'òrgan de govern dels jutges no ha valorat la petició realitzada per Garzón per ser declarat en situació de "serveis especials" amb l'objectiu d'acceptar una plaça d'assessor de la Fiscalia al Tribunal Penal Internacional, amb seu a l'Haia, fet que hagués evitat la seva suspensió durant, almenys, els set mesos del permís.

AVUI.

Anónimo dijo...

EJEMPLARIDAD PÚBLICA.

Cuando el Gobierno –y, con otros planteamientos, también la oposición– impone sacrificios a la ciudadanía como los enunciados el miércoles por Rodríguez Zapatero, es lógico que la sociedad reclame a cambio contrapartidas. Y, en concreto, una gestión más escrupulosa del dinero público, un mayor sentido de la austeridad… y una lucha todavía más radical y ejemplarizante contra la corrupción. En este país, hemos pasado de la euforia derrochadora, en que las comisiones y las mordidas eran parte inseparable del paisaje y merecían poca recriminación social, a una situación de crisis en que más de 4,6 millones de parados han perdido su presente y sus expectativas. Y en que todos vamos a tener que apretarnos en alguna medida el cinturón. En estas circunstancias, la ejemplaridad pública ya no es sólo una virtud sino el fundamento sobre el que se sostiene la credibilidad de la política y del sistema. Estas ideas deberían guiar el tratamiento que Rajoy debe dar a los episodios de corrupción que han corroído algunas dependencias de su partido. Y habrían de dar respuestas contundentes y claras al "caso Camps".

PEDRO VILLALAR
DIARIO DE MALLORCA

Anónimo dijo...

La presidenta del PP de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, ha considerado que el Gobierno central y el de Marcelino Iglesias deben "meter la tijera" en los gastos que son "improductivos" y también en los asesores, teniendo en cuenta que muchos de ellos ni siquiera acuden a su puesto de trabajo.

Así lo ha indicado Rudi en declaraciones a los medios de comunicación en Fraga (Huesca), respecto al plan anunciado por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para reducir el déficit, que incluye medidas como la bajada de los sueldos públicos y la congelación de las pensiones.

La diputada popular ha insistido en que el Gobierno de la nación y el de Aragón tienen que "meter la tijera en los gastos que son improductivos" y que "no es gasto social porque no repercuten en los sectores menos favorecidos".

En este sentido, ha recordado que su partido ya presentó en la Comunidad aragonesa "una propuesta de rebaja de gastos de 80 millones y no tocábamos el gasto social ni de inversión", lo que demuestra que "hay más colchón".

Deben sentarse con seriedad para analizar los presupuestos y también las cien empresas públicas que existen, para tener claro cuáles cumplen con el objetivo que se crearon y cuáles están "para dar refugio a personas que quizá fuera de ellas no estarían trabajando".

Además, ha considerado "importante meter la tijera en asesores de las consejerías, incluido el servicio de prensa", y ha recalcado que cuando gobernaba el PP había en el departamento de comunicación "tres, cuatro, cinco personas trabajando, pero ahora hay unas 60 o 70".

Respecto a los asesores, ha lamentado que en muchas ocasiones no acuden a su puesto de trabajo, a lo que "los consejeros contestan que asesoran por teléfono desde su casa". "No estamos viviendo épocas para que eso se pueda seguir haciendo", ha insistido.

Respecto a la bajada de sueldo de cargos públicos, ha opinado que "son medidas que dan ejemplo y en época de crisis siempre es bueno".

EFE.

Anónimo dijo...

El animoso Zapatero ha transmitido últimamente una imagen deprimida, en retroceso. El Gobierno, desunido y cabizbajo, no insufla precisamente entusiasmo a la ciudadanía. No voy a caer en la tentación de citar nombres, en dividir a los ministros entre "buenos" y "malos": la opinión pública es sabia y califica a quien sabe dar la cara y a quien la esconde, a quien resulta imprescindible en la conducción del Estado y a quien es perfectamente innecesario.

Conozco bien los problemas de Rajoy, sus virtudes y sus defectos, y sé que su llegada a La Moncloa no será automática. Pero, hoy por hoy, somos muchos los que pensamos que el presidente del Partido Popular será el próximo jefe del Gobierno. Porque tengo la impresión de que las esperanzas en una "resurrección" de Zapatero se van esfumando, pese a la apariencia de actividad frenética que el presidente imprime a su agenda. Abarca mucho. Demasiado, quizá.

FERNANDO JAUREGUI.

Anónimo dijo...

¿Tiene algo que decir Velasco?

Anónimo dijo...

¿Nos merecemos algo así?

Anónimo dijo...

¿E Iglesias?

Anónimo dijo...

¿O va a seguir callado como hasta ahora?

Anónimo dijo...

No, el mejor servicio al país en este momento es acabar con esa dictadura, con esa indecencia.

Anónimo dijo...

¿Tenemos que seguir soportando la "dictadura de la indecencia" que han impuesto en la DGA?

Anónimo dijo...

El consentirla nos ha devaluado como para tratarnos como se nos ha tratado.

Anónimo dijo...

Cada cual que se ocupe de la corrupción que corroe su Administración.

Anónimo dijo...

¿Y Camps?

Anónimo dijo...

El 5 % de los muchos mil euristas de la función pública poco van a solucionar de los problemas q estan sobre el tapiz. Pero ... y.... los muchos amiguetes... asesores, ... los libre designados , hombres de confianza, con y sin carnet, esos guay del paraguay ... hombres de los señores dueños y amos de los cortijos instalados en esa cosa llamada función pública, Admon pública y Estado de derecho?. Señores Larraz, Biel, Iglesias.... hagannos un favor y vayanse. Se necesitan médicos mas q "Consejeros" (algunos). Váyase señor Larraz.

Anónimo dijo...

De acuerdo con lo que se dice.

Anónimo dijo...

¿Evaluación del desempeño?: ¡qué tufo desprende a arbitrariedad, amiguismo y caciquismo! Qué favores pueden pagarse. Qué agravios y rencores pueden cobrarse.

Sé que algún responsable político pretende hacer pasar el borrador del Estatuto del Empleado Público como un texto moderno o como un avance en no se sabe qué, -¿en aplicación de técnicas de gestión empresarial en la administración pública? ¿las mismas que se están aplicando en la contratación de personal de las empresas públicas?- cuando realmente es lo más rancio y arcaico que puede uno echarse a la cara. Estamos ante una auténtica involución, nada menos que de un siglo. Estamos frente a un vuelta al pasado, al caciquismo decimonónico redivivo. Estamos frente a una expropiación de la Función Pública y la Administración, como patrimonio que es de la sociedad y al servicio del interés general, y a una apropiación indebida por parte del poder político para poderlas poner al servicio de sus intereses partidistas.

Y esto es lo que pretenden hacernos pasar por moderno, con el aplauso, seguramente comprado, de algún sindicato. ¡Qué vergüenza!

Anónimo dijo...

¡Empleados públicos, unidos!
¡Nada de huelga testimonial para que encima nos descuenten más dinero! Hay que actuar para ayudar al país y para obligar a los políticos a comportarse como realmente deben. Un medio es crear una página web o un blog donde los empleados públicos puedan enviar información detallada (¡ojo! no confidencial, sino partidas públicas) donde se recojan todos los excesos y gastos superfluos que realizan las distintas administraciones. Conforme se vaya cotejando la veracidad de la partida correspondiente sumar la cantidad y tener periódicamente informada a la prensa.
Ejemplos:
Cargos de confianza sin mayor mérito que ser fieles al partido de turno.
Coste de las comidas o agasajos que se derrochan en cualquier presentación oficial.
Cantidades destinadas a publicidad innecesaria (carteles, anuncios, etc. donde se indica inútilmente que administración hace la obra cuando el usuario lo único que quiere es la infraestructura).
Contratos por cantidades mucho más elevadas que una tasación normal y sin concurso público.
Encargo de informes sin ningún sentido.
Viajes de políticos a ferias o muestras como FITUR cuando los únicos que deben ir para promocionar el territorio son profesionales.
Partidas de gasto de televisiones y radios autonómicas, locales y estatales en programas no culturales ni de interés general (aquí la idea sería presionar para reducir el número y que se dediquen de verdad sólo a emitir programas de bien común, porque para lo otro ya están las privadas), especificando los coste y los sobrecostes por compra de programas a sociedades afines mientras tienen infrautilizados los equipos propios
Partidas que bajo el sacrosanto paraguas de ayudas al desarrollo o asuntos sociales tienen más bien que ver con sufragar grupos de dudosa utilidad social....
Y podríamos seguir con un largo etcétera. No creo que sea una tontería. Internet puede suponer un revulsivo a la hora de afrontar los conflictos. Si conoces a algún funcionario que se pueda ocupar de la parte técnica de la página, sólo hace falta el boca a boca (más bien emilio a emilio) a todos los empleados públicos que creas que puedan conocer con pleno conocimiento esos datos. Por lo menos hay que intentarlo, porque si no el año que viene, seguirá el despilfarro de miles de millones (sí, miles de millones y si este invento funciona lo comprobaremos) y en vez del cinco por ciento puede que sea el quince o el veinte. ¡Ánimo! Nada de ¡a las barricadas! ¡a la banda ancha!

Anónimo dijo...

Me parece una magnífica idea: el giro ético da paso a la catarsis.

Anónimo dijo...

¿No son las medidas un caso de autofagia?

Anónimo dijo...

Estoy hasta el occipucio de oír hablar de lo del «recorte social». Me llama una pariente que es funcionaria y me grita por teléfono: «Que Zapatitos me ha birlado un cinco por ciento de mi sueldo… ¡Me ha recortado el sueldo, prima!». ¡Ja! «Zapatitos». Hasta el miércoles pasado era «Ista, ista, ista, Zapatero es feminista» y «Zapatero el pacifista», pero ahora se ha convertido en «Zapatitos». Venga ya… Yo le contesto a mi parienta: «A mí me rebajaron los honorarios un diez por ciento hace ya dos años. El doble que a ti y dos años antes que a ti y no armé ninguna escandalera dado que soy autónoma y, salvo yo misma, nadie me defiende de la tiranía del Gran Capital y todo eso. ¿Quieres que quedemos para llorar juntas?, porque Toxo y Méndez han dicho que, de huelga general, nada…». Me cuelga ofendidísima, no sin antes espetarme (con lo feo que está eso de espetar): «¡No hay quien te aguante desde que eres progre!». Me llama la autora de mis días y me dice: «Parece que Zapatos me va a congelar la pensión. Me he quedado helada. ¿Cuánto es cero menos cero?…». ¡Ja! «Zapatos». Antes era «ese chico con una cara muy diferente a la de Aznar que va a luchar por los pobres y progres del mundo y a poner fin a todas las guerras y a acabar con el terrorismo y toda la pesca», y ahora es… «Zapatos». «Muy bien, madre, tú sigue así, tan coherente», le reprocho, «tú al menos tienes una pensión, mientras que lo más probable es que yo jamás cobre ninguna, a pesar de todo lo cotizado. Lo que quiero decir es que tendrás que aguantarte, madre, como todos». Mi madre se mosquea totalmente y me dice que la hija de Cher se ha convertido en hombre pero que eso no es lo más confuso que le puede pasar a una madre. Que, volverme yo progre, es mucho más fuerte… Luego añade que, como esto siga así, en las próximas elecciones se está planteando votar a Kennedy. Al poco, recibo la llamada de un amigo que me asegura que las órdenes de Angela Merkel, Sarkozy y OhBama a Zapatero confirman que la teoría de la conspiración es correcta y que avanzamos hacia un gobierno mundial que controlará nuestro trabajo y nuestros aparatos reproductivos, eliminará el dinero en papel y moneda y nos esclavizará por toda la eternidad. «Ah, ¿y sabes que Stephen Hawking ha aconsejado que no contactemos con alienígenas? ¡Y lo dice ahora!, ¡podía haberme avisado mucho antes, guapa!», se queja amargamente mi amiguete. Lo consuelo como puedo recordándole que cuando seamos esclavos mundializados (más esclavos todavía, quiero decir) al menos no tendremos que hacer la declaración de la renta. Recibo otras cuatro llamadas más en la misma onda y empiezo a hartarme. Parezco de la UGT, qué cansino... Así que al último lo mando a recoger ostras al Pirineo. (O sea, ¡pero ustedes no saben qué estresante es esto de ser progre…!).

ANGELA VALLVEY.

Anónimo dijo...

¿El Estado empieza a devorarse a sí mismo?

Anónimo dijo...

¿no será sólo una cura de adelgazamiento?

Anónimo dijo...

No, eso ya estaba en marcha.

Anónimo dijo...

Ahora para adelgazar, nos amputamos un miembro.

Anónimo dijo...

Menos mal que fue la oreja, que diría Aute.

Anónimo dijo...

El sector privado es el músculo del país, pero la administración es la estructura ósea, sobre la que todo se apoya.

Anónimo dijo...

¿Entonces estamos ante una preocupante descalcificación?

Anónimo dijo...

¿Alguien tiene preparada la prótesis que puede hacer falta?

Anónimo dijo...

Hola de nuevo:
Después de la parrafada de ayer sé que algunos a los que mandé ayer el mensaje pensarán que es fruto del cabreo colectivo y que la propuesta no servirá de nada. Yo insisto, pues creo que realmente éste puede ser un sistema que cambie la forma de relacionarse administradores y administrados y lo trataré de explicar (lo más brevemente posible) con un ejemplo:
Imagínate una página web llamada "Transparencia" "Democracia Virtual" o como se quiera que esté organizada al estilo de las páginas del tiempo.es, es decir con un mapa donde puedas pinchar por CCAA, provincias o municipios y que en cada uno aparezcan las partidas superfluas que planteábamos ayer. Si yo por ejemplo pincho en el ayuntamiento de XXX y aparecen: dinero que se ha gastado en la comida de tal día, dinero que emplearon en el viaje tal (número de participantes, alojamientos, etcétera) estoy seguro que conforme se consolide la página los políticos harán muchos menos gastos de ese tipo, aunque sólo sea porque la gente pueda empezar a dejar de votarlos.
Si algo positivo podemos extraer de esta crisis es que por primera vez podemos empezar a cambiar el concepto de que esos gastos me dan igual porque paga el "Estado" a que a la gente les duela cómo se están gastando su dinero.
Esto pedagógicamente se transmite fácilmente con supuestos (que en principio te tacharían demagógicamente de insensible pero que cuando se ve detenidamente es todo lo contrario) como éste:
Yo, concejal o consejero guay, me llevo a unos abuelitos de excursión y además les doy de comer, y además les hago regalos. ¿Quién puede estar en contra de esta medida para nuestros mayores que se lo merecen todo? Pues así en abstracto imagino que nadie. Pero, si para llevar a cabo ese acto hay que congelarle la paga tanto a los que van de excursión, como los que no pueden o no quieren o hay que reducir las partidas de atención sanitaria o hay que establecer el copago de medicinas a los pensionistas , ¿estarían ya todos de acuerdo?
La idea no es que no se hagan actuaciones de este tipo (todo lo contrario e insisto que pongo un caso que yo considero de los más justificados) sino que se racionalicen. Que si un día hay un teatro, pues se lleva al teatro pero, si el horario es prudente, ¿Por qué no se pueden volver a la residencia o a sus casas sin necesidad de darle una cena? Puede que ese exceso les suponga la merma de sus ingresos. ¿Y para qué? ¿Para que el preboste de turno se rodee de todos ellos diciendo lo bueno que es? Todo esto ya está inventando y se llama caciquismo y clientelismo.
Frente a revivales de costumbres casposas adoptemos nuevas formas combatirlos. Esto es de verdad progresismo. La lucha, independientemente de las ideologías de izquierdas o derechas, por los intereses colectivos como ciudadanos que somos. Y termino ya que parece un mitín.
De verdad, intentad transmitir este intento porque tenemos mucho que ganar y, en el peor de los casos, sólo un poco de tiempo que perder.

Anónimo dijo...

¿Por qué no lo hacemos?

Alfonso dijo...

Yo estoy de acuerdo con esta última propuesta. Para hacer denuncias y compartir información hace ya mucho tiempo que propuse crear un foro que permitiese libre acceso a todo el que quisiera opinar.

Sigo haciendo la misma propuesta, ahora con mayor motivo, porque en ese foro se pueden ir "anunciando" todos los desmanes que los "individuos con carnet del partido" cometen con el erario público.

Un saludo