miércoles, 30 de marzo de 2016

UNA NUEVA ETAPA DE TRABAJO.



Tras la celebración ayer tarde de la asamblea anual de la Asociación, en la que se hizo balance de lo realizado, se marcaron objetivos para los meses próximos y se renovó la composición de la Junta Directiva –de cuyo contenido y resultados se informará con más detalle en próximos días-, se abre una nueva etapa de trabajo y de nuevos desafíos que estamos plenamente dispuestos a afrontar.

Pese a la actual carencia de interlocución institucional –tanto con el Gobierno de Aragón como con los Grupos Parlamentarios de las Cortes de Aragón-, seguimos optando por la vía de la utilización de los canales institucionales para el planteamiento de nuestras propuestas y demandas en materia de calidad democrática y ordenación de la función pública. Días atrás solicitamos precisamente una comparecencia en las Cortes de Aragón para reclamar la aceptación y ejecución por parte del Gobierno de Aragón de la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Aragón que anuló la Oferta de Empleo Público de 2015 –por no incluir el total de las plazas vacantes ocupadas por funcionarios interinos- y la retirada del recurso de casación promovido contra la misma ante el Tribunal Supremo.

En tal sentido, valoramos el hecho de que la toma de conocimiento del Anteproyecto de Ley de Función Pública de Aragón, acordada por el Gobierno de Aragón el pasado 22 de marzo, incluya expresamente a nuestra Asociación entre las entidades a las que se va a solicitar informe sobre el texto elaborado, dentro del trámite de audiencia pública señalado. Al igual que se ha hecho en ocasiones anteriores, atenderemos la petición realizada por el Consejero competente y formularemos nuestras observaciones al proyecto normativo elaborado. Buena parte de nuestras aportaciones están ya expresadas en el Documento de Propuestas de Buen Gobierno y Buena Administración elaborado con motivo de la nueva legislatura autonómica.

La nueva etapa que se inicia, tras nueve años de existencia y actividad, nos exige una apertura mayor al conjunto de las Administraciones Públicas presentes en la Comunidad Autónoma de Aragón –como son la Administración Local, la Universidad de Zaragoza y la Administración Periférica del Estado-, y es nuestra voluntad realizar actos de presentación de la Asociación dirigidos específicamente a los funcionarios públicos que trabajan en dichos ámbitos. Pero nos obliga también a trascender los límites territoriales de Aragón, y seguir dirigiendo iniciativas a las instituciones del Estado y del resto de las Comunidades Autónomas. Y estar asimismo dispuestos a converger con otras organizaciones de la sociedad civil, para colaborar tanto en iniciativas de prevención de la corrupción –como hacemos en Acción Cívica contra la Corrupción o Coalición Pro Acceso- como en propuestas de seguimiento de la política de función pública en el conjunto de las Administraciones Públicas de España, empezando por el análisis y seguimiento del régimen de acceso al empleo público.

Estamos dispuestos, en definitiva, a ser un instrumento útil a disposición de quienes no se conforman con el actual estado de cosas y desean que los principios de legalidad, profesionalidad y ética pública cobren plena vigencia en la actuación institucional y en la ordenación y desenvolvimiento de la función pública, que sirve a las diferentes Administraciones Públicas para el aseguramiento del interés general y del adecuado funcionamiento de los servicios públicos.