lunes, 15 de noviembre de 2010

UNA LEGISLATURA COMPLETA PARA SELECCIONAR DIECIOCHO AUXILIARES ADMINISTRATIVOS.

Este pasado sábado se ha desarrollado, de forma simultánea en las tres capitales de provincia aragonesas, el primer ejercicio de las oposiciones para ingreso en la Escala Auxiliar Administrativa de la Administración de la Comunidad Autónoma de Aragón. Los medios de comunicación han destacado el amplio número de candidatos que han concurrido a las mismas –más de siete mil- para el número de plazas ofertadas por la Administración –dieciocho-, pero nada se señalaba sobre las verdaderas necesidades de personal auxiliar administrativo de la Administración autonómica, muy superiores al citado número de plazas, ni se identificaba la Oferta de Empleo Público a la que correspondían las pruebas realizadas, aprobada hace más de tres años.

En primer lugar, ha de llamarse la atención sobre el hecho de que las pruebas celebradas –el primer ejercicio de la fase de pruebas selectivas- se refiere a unas plazas incluidas en la Oferta de Empleo Público de 2007, aprobada por Decreto 38/2007, de 27 de marzo, del Gobierno de Aragón. No podemos ser indiferentes al hecho de que unas plazas cuya necesidad de cobertura fue prevista para el año 2007 no vayan a ser cubiertas por funcionarios de carrera antes del segundo semestre de 2011, es decir, cuatro años después de su aprobación. No sólo se trata de un plazo inasumible con arreglo a criterios de buena gestión, sino que dicha demora supone una flagrante vulneración de los plazos establecidos en el artículo 24 de la Ley de Ordenación de la Función Pública para la ejecución de los procesos selectivos previstos en la oferta anual de empleo público.

Señala dicho precepto legal que, una vez publicada la oferta de empleo público, las pruebas selectivas para acceder a las plazas ofertadas se publicarán dentro de los tres meses siguientes a su publicación, debiendo concluir la realización de tales pruebas dentro de los seis meses siguientes a su convocatoria. Resulta fácil constatar en el presente caso que la convocatoria de las plazas no se realizó en los tres meses señalados, sino que se tardó más de año y medio en ser publicada en el Boletín Oficial, al efectuarse en diciembre de 2009. La realización de las pruebas tampoco se ha ajustado al plazo legal señalado, pues no sólo no se concluyeron en los seis meses siguientes a la convocatoria, sino que en dicho plazo no llegó a realizarse ni siquiera el primer ejercicio de la fase de las pruebas selectivas. El primer ejercicio ha tardado en realizarse más de once meses. Veremos los restantes.

En segundo lugar, debemos subrayar el hecho de que las plazas de la Escala Auxiliar Administrativa que figuran en las Ofertas de Empleo Público no se corresponden con las necesidades reales, omitiéndose año tras año la inclusión de los puestos cubiertos por personal interino, a pesar de lo que, con total claridad, establece el artículo 7.4 de la Ley de Ordenación de la Función Pública.

¿Son sólo 18 plazas las que se precisan cubrir por funcionarios de carrera de la Escala Auxiliar Administrativa? ¿Por qué no se ha incluido ninguna plaza más en las Ofertas que se han aprobado con posterioridad a la de 2007? ¿Cuál es el número de funcionarios interinos que ocupan plazas reservadas a la Escala Auxiliar Administrativa? No hay duda de que tales plazas ascienden a varios centenares. Su número exacto lo desconocemos, ya que no se nos ha querido facilitar por los responsables de la Dirección General de la Función Pública, a pesar de haberlo solicitado reiteradamente. Pero no hay razón válida jurídicamente que pueda justificar el hecho de que las necesidades de personal funcionario de una concreta Escala –como es la Escala Auxiliar Administrativa- no se cubran conforme a los criterios que marcan la Constitución y las leyes de función pública. Los puestos de trabajo en la Administración han de ser atendidos por funcionarios de carrera y éstos han de ser seleccionados mediante procesos selectivos que aseguren los criterios de igualdad, mérito y capacidad, a través de las ofertas anuales de empleo público.

Frente al gran número de puestos de Auxiliar Administrativo actualmente cubierto por personal interino, situación que se prolonga indebidamente año tras año, las Ofertas de Empleo Público de 2009 y 2010 no incluyeron ni una sola plaza de dicha Escala, incumpliendo con ello las exigencias legales en materia de selección y vulnerando el derecho de acceso de los ciudadanos a la función pública, una vulneración que afecta tanto a quienes se ven condenados a una situación de interinidad de larga duración, sin poder optar a la condición de funcionario de carrera, como a quienes ven negado su derecho de acceso al empleo público, al quedar tales plazas excluidas de la oferta de empleo público y de los posteriores procesos selectivos.

Tal situación, en suma, supone un incumplimiento de las normas de función pública que urge corregir, con el fin no sólo de asegurar el derecho de los ciudadanos al acceso a la función pública, sino también de dotar a los servicios administrativos de las condiciones de profesionalidad y estabilidad que requiere el adecuado funcionamiento de la Administración Pública.

Cuesta creerlo, pero es cierto: los responsables de la función pública aragonesa –Consejero de Presidencia y Directores Geneales competentes- van a tardar más de una legislatura en seleccionar 18 Auxiliares Administrativos. Las plazas de Auxiliar Administrativo incluidas en la Oferta de Empleo Público de 2007, aprobada dos meses antes de las elecciones de mayo de 2007, podrán quedar cubiertas definitivamente en el segundo semestre de 2011, tras las elecciones de mayo de 2011. ¿Es posible que las necesidades fijadas en el último año de una legislatura vayan a verse atendidas no en el primero ni segundo ni tercero ni cuarto año de la siguiente legislatura, sino en el primer año de la segunda legislatura posterior? ¿Qué tiempo precisaría, entonces, el Gobierno de Aragón para acabar con las tasas de interinidad actuales de la Escala Auxiliar Administrativa? ¿Todo el siglo XXI? Esos son los cálculos que resultan del nivel de eficiencia mostrado en la selección de personal.

24 comentarios:

Anónimo dijo...

Eso es competitividad, sí señor.

Anónimo dijo...

Competitividad y eficiencia.

Anónimo dijo...

La oposición más competida.

heraldo de aragon.

Anónimo dijo...

¿Se fijan en lo anecdótico?

Anónimo dijo...

¿En el número?

Anónimo dijo...

Muchos, a espaldas de su jefe

Mientras los aspirantes iban entrando a las aulas en las que se desarrollaron las pruebas -11 solo en la Facultad de Derecho-, era fácil encontrar candidatos que habían preparado la oposición sin comentar nada en el trabajo. "Te cuento lo que quieras pero sin darte mi nombre, que mi jefe no sabe nada de esto", decían. Dentro de lo que cabe, eran afortunados, porque en estos tiempos de crisis las oposiciones están todavía más llenas de desempleados.

"Trabajé en una carpintería, pero estoy en el paro desde hace un año y medio -explicaba José María Olona, un zaragozano de 36 años-. Quedarme sin empleo me animó a opositar, pero yo había estudiado Derecho y siempre tuve claro que quería entrar en la administración". Olona reconocía que tenía "pocas opciones" de conseguir la plaza, pero aseguraba estar convencido de poder lograrla. "Si no, no me presentaría -decía-. Somos muchos y es mi primera oposición, pero por intentarlo que no quede".

En el paro también está Cristina García Val, otra zaragozana de 29 años que trabajó de administrativa hasta hace algo más de un año y que desde entonces se ha presentado a varias oposiciones. "Me da igual que haya 400 aspirantes por cada plaza -señalaba esta joven-. No sé ni cuantas horas he metido estudiando y ni siquiera pienso en eso".

"Es verdad que son malos tiempos para opositar, las administraciones sacan muy pocas plazas porque no tienen dinero y somos muchos los que nos presentamos, pero nunca se sabe quién tiene posibilidades -comentaba por su parte Tomás Moreno Marín, otro licenciado en Derecho que primero lo intentó con unas oposiciones estatales y ahora se presenta a las de la DGA porque tienen un temario parecido-. Llevo dos años estudiando un mínimo de ocho horas al día y cogiéndome muy pocos fines de semana libre, pero a quien algo quiere algo le cuesta".

HERALDO DE ARAGON.

Anónimo dijo...

Comentario:

Extraído del blog de la Asociación para la Defensa de la Función Pública: "Cuesta creerlo, pero es cierto: los responsables de la función pública aragonesa ¿Consejero de Presidencia y Directores Geneales competentes- van a tardar más de una legislatura en seleccionar 18 Auxiliares Administrativos".

Anónimo dijo...

¿Qué extracción es ésta?

Anónimo dijo...

Comentario:

En la última oposición del Salud sale la oferta de empleo en el 2009, para cubrir 240 plazas de Auxiliar Administrativo, se convocan en marzo del 2009, el examen es en diciembre de 2009 y sale el listado de aprobados en marzo de 2010, y comienza el proceso de concurso que ha fecha de hoy no han salido mas que unas lista provisionales en mayo del 2010 ¿QUÉ NECESITAN UN AÑO PARA PUBLICAR UN LISTADO DEFINITIVO? ¿Será que no tienen suficiente personal para acabar con este proceso? Estamos a la espera y dando largas, no sabemos nada, esperando que se dignen a sacar un simple listado definitivo. Tan poco importamos, o es que no les interesa.......

Anónimo dijo...

Comentario:

Digan la verdad. La gente se presenta a esto por pura desesperación. Y no van a sacar absolutamente nada, salvo perder el tiempo. Es un desastre social: 7000 personas para 18 tristes plazas. Por favor.

Anónimo dijo...

MÁS DE 7.000 personas se presentaron ayer a los exámenes de oposición para optar a una de las 18 plazas de auxiliar administrativo, que ha convocado el Gobierno de Aragón. Las pruebas se desarrollaron en cuatro facultades, entre ellas, en la de Derecho. Hubo muchos nervios entre los asistentes, pero muchos salieron satisfechos.

EL PERIODICO DE ARAGON.

Anónimo dijo...

Comentario:

!esto es increible!
El ayuntamiento no tiene ni para pagar la factura de la luz, pero se inventa 18 nuevos puestos de ociosos funcionarios.

Anónimo dijo...

Ya no sabemos ni de lo que hablamos, pero hablamos.

Anónimo dijo...

La candidata del PP a la presidencia del Gobierno de Aragón, Luisa Fernanda Rudi, anunció ayer que si llega al Ejecutivo ofrecerá al resto de fuerzas políticas un "gran pacto" para la reforma de la administración, para que no sea una "carga" para los ciudadanos.

DIARIO DEL ALTOARAGON.

Anónimo dijo...

El contubernio está al caer. Dentro de nada aparecerá un griñanini o una griñanina para anunciar solemnemente la conspiración que están perpetrando los funcionarios de la derecha extrema con el PP andaluz. Este Régimen está derrumbándose como todos los regímenes que en el mundo han sido. De momento ya están negando la realidad hasta unos extremos inverosímiles. Por ejemplo, el fracaso de la gran caja andaluza que según Griñán nunca existió como proyecto. El presidente andaluz niega que alguna vez haya sido partidario de una caja única y se queda tan pancho. Como si no tuviéramos memoria, como si no recordáramos sin necesidad de acudir a las hemerotecas el bombardeo durante el periodo magdaleniense, cuando la consejera Álvarez disparaba contra todo quisque que pusiera en duda ese objetivo de una caja única, mucho más fácil de controlar desde San Telmo que el rosario de cajas provinciales que existían en aquellas fechas.
Lo mismo está sucediendo con el malestar, vulgo cabreo, de los funcionarios con el Régimen que pretende despojarlos de sus derechos. Tal como suena. Vaciar la Administración para convertirla en una sucursal del partido que pretende gobernar Andalucía aunque pierda las elecciones. Todo un golpe a la democracia urdido en la sombra y con la colaboración de unos sindicatos verticales que se han entregado al poder del dinero o al dinero del poder. No es que haya veinte o treinta mil enchufados en esa maraña de empresas, fundaciones, institutos, observatorios... Es que pretenden dirigir Andalucía desde esas empresas públicas que han creado a su imagen y semejanza. ¿No eran defensores de lo público? La socialdemocracia no tiene nada que ver con este caciquismo de nueva generación que está obsesionado con perpetuarse en el poder.
La revolución de los enchufes es un hito en esta autonomía que va camino de cumplir treinta años sin que la alternancia haya hecho acto de presencia. Los funcionarios saben qué se cuece en las covachuelas de la Junta: la olla podrida que sirve para repartir subvenciones cazo a cazo, o para colocar a novios, hijos, sobrinos políticos... Por eso se han convertido en el gran peligro para Griñán, el hombre que eligió a Velasco para dirigir el partido: no se olvide este dato aunque el propio presidente reniegue de quien fuera su discípulo predilecto. Si los funcionarios hablaran, si denunciaran todo lo que se guisa en la penumbra, entonces el Régimen tendría las horas contadas. El silencio cómplice, mantenido durante tres décadas, ha propiciado este neocaciquismo que pone a los funcionarios, ahora, contra las cuerdas. Una protesta profesional es considerada por Mar Moreno como hostilidades (sic) contra la Junta. ¿No suena eso a final de Régimen? El ocaso del griñanismo salta a la vista. Lo del sábado fue solo el principio. ¡Ay, si los funcionarios hablaran…!

abc.

Anónimo dijo...

El contubernio está al caer. Dentro de nada aparecerá un griñanini o una griñanina para anunciar solemnemente la conspiración que están perpetrando los funcionarios de la derecha extrema con el PP andaluz. Este Régimen está derrumbándose como todos los regímenes que en el mundo han sido. De momento ya están negando la realidad hasta unos extremos inverosímiles. Por ejemplo, el fracaso de la gran caja andaluza que según Griñán nunca existió como proyecto. El presidente andaluz niega que alguna vez haya sido partidario de una caja única y se queda tan pancho. Como si no tuviéramos memoria, como si no recordáramos sin necesidad de acudir a las hemerotecas el bombardeo durante el periodo magdaleniense, cuando la consejera Álvarez disparaba contra todo quisque que pusiera en duda ese objetivo de una caja única, mucho más fácil de controlar desde San Telmo que el rosario de cajas provinciales que existían en aquellas fechas.
Lo mismo está sucediendo con el malestar, vulgo cabreo, de los funcionarios con el Régimen que pretende despojarlos de sus derechos. Tal como suena. Vaciar la Administración para convertirla en una sucursal del partido que pretende gobernar Andalucía aunque pierda las elecciones. Todo un golpe a la democracia urdido en la sombra y con la colaboración de unos sindicatos verticales que se han entregado al poder del dinero o al dinero del poder. No es que haya veinte o treinta mil enchufados en esa maraña de empresas, fundaciones, institutos, observatorios... Es que pretenden dirigir Andalucía desde esas empresas públicas que han creado a su imagen y semejanza. ¿No eran defensores de lo público? La socialdemocracia no tiene nada que ver con este caciquismo de nueva generación que está obsesionado con perpetuarse en el poder.
La revolución de los enchufes es un hito en esta autonomía que va camino de cumplir treinta años sin que la alternancia haya hecho acto de presencia. Los funcionarios saben qué se cuece en las covachuelas de la Junta: la olla podrida que sirve para repartir subvenciones cazo a cazo, o para colocar a novios, hijos, sobrinos políticos... Por eso se han convertido en el gran peligro para Griñán, el hombre que eligió a Velasco para dirigir el partido: no se olvide este dato aunque el propio presidente reniegue de quien fuera su discípulo predilecto. Si los funcionarios hablaran, si denunciaran todo lo que se guisa en la penumbra, entonces el Régimen tendría las horas contadas. El silencio cómplice, mantenido durante tres décadas, ha propiciado este neocaciquismo que pone a los funcionarios, ahora, contra las cuerdas. Una protesta profesional es considerada por Mar Moreno como hostilidades (sic) contra la Junta. ¿No suena eso a final de Régimen? El ocaso del griñanismo salta a la vista. Lo del sábado fue solo el principio. ¡Ay, si los funcionarios hablaran…!

abc.

Anónimo dijo...

El contubernio está al caer. Dentro de nada aparecerá un griñanini o una griñanina para anunciar solemnemente la conspiración que están perpetrando los funcionarios de la derecha extrema con el PP andaluz. Este Régimen está derrumbándose como todos los regímenes que en el mundo han sido. De momento ya están negando la realidad hasta unos extremos inverosímiles. Por ejemplo, el fracaso de la gran caja andaluza que según Griñán nunca existió como proyecto. El presidente andaluz niega que alguna vez haya sido partidario de una caja única y se queda tan pancho. Como si no tuviéramos memoria, como si no recordáramos sin necesidad de acudir a las hemerotecas el bombardeo durante el periodo magdaleniense, cuando la consejera Álvarez disparaba contra todo quisque que pusiera en duda ese objetivo de una caja única, mucho más fácil de controlar desde San Telmo que el rosario de cajas provinciales que existían en aquellas fechas.
Lo mismo está sucediendo con el malestar, vulgo cabreo, de los funcionarios con el Régimen que pretende despojarlos de sus derechos. Tal como suena. Vaciar la Administración para convertirla en una sucursal del partido que pretende gobernar Andalucía aunque pierda las elecciones. Todo un golpe a la democracia urdido en la sombra y con la colaboración de unos sindicatos verticales que se han entregado al poder del dinero o al dinero del poder. No es que haya veinte o treinta mil enchufados en esa maraña de empresas, fundaciones, institutos, observatorios... Es que pretenden dirigir Andalucía desde esas empresas públicas que han creado a su imagen y semejanza. ¿No eran defensores de lo público? La socialdemocracia no tiene nada que ver con este caciquismo de nueva generación que está obsesionado con perpetuarse en el poder.
La revolución de los enchufes es un hito en esta autonomía que va camino de cumplir treinta años sin que la alternancia haya hecho acto de presencia. Los funcionarios saben qué se cuece en las covachuelas de la Junta: la olla podrida que sirve para repartir subvenciones cazo a cazo, o para colocar a novios, hijos, sobrinos políticos... Por eso se han convertido en el gran peligro para Griñán, el hombre que eligió a Velasco para dirigir el partido: no se olvide este dato aunque el propio presidente reniegue de quien fuera su discípulo predilecto. Si los funcionarios hablaran, si denunciaran todo lo que se guisa en la penumbra, entonces el Régimen tendría las horas contadas. El silencio cómplice, mantenido durante tres décadas, ha propiciado este neocaciquismo que pone a los funcionarios, ahora, contra las cuerdas. Una protesta profesional es considerada por Mar Moreno como hostilidades (sic) contra la Junta. ¿No suena eso a final de Régimen? El ocaso del griñanismo salta a la vista. Lo del sábado fue solo el principio. ¡Ay, si los funcionarios hablaran…!

abc.

Anónimo dijo...

El contubernio está al caer. Dentro de nada aparecerá un griñanini o una griñanina para anunciar solemnemente la conspiración que están perpetrando los funcionarios de la derecha extrema con el PP andaluz. Este Régimen está derrumbándose como todos los regímenes que en el mundo han sido. De momento ya están negando la realidad hasta unos extremos inverosímiles. Por ejemplo, el fracaso de la gran caja andaluza que según Griñán nunca existió como proyecto. El presidente andaluz niega que alguna vez haya sido partidario de una caja única y se queda tan pancho. Como si no tuviéramos memoria, como si no recordáramos sin necesidad de acudir a las hemerotecas el bombardeo durante el periodo magdaleniense, cuando la consejera Álvarez disparaba contra todo quisque que pusiera en duda ese objetivo de una caja única, mucho más fácil de controlar desde San Telmo que el rosario de cajas provinciales que existían en aquellas fechas.
Lo mismo está sucediendo con el malestar, vulgo cabreo, de los funcionarios con el Régimen que pretende despojarlos de sus derechos. Tal como suena. Vaciar la Administración para convertirla en una sucursal del partido que pretende gobernar Andalucía aunque pierda las elecciones. Todo un golpe a la democracia urdido en la sombra y con la colaboración de unos sindicatos verticales que se han entregado al poder del dinero o al dinero del poder. No es que haya veinte o treinta mil enchufados en esa maraña de empresas, fundaciones, institutos, observatorios... Es que pretenden dirigir Andalucía desde esas empresas públicas que han creado a su imagen y semejanza. ¿No eran defensores de lo público? La socialdemocracia no tiene nada que ver con este caciquismo de nueva generación que está obsesionado con perpetuarse en el poder.
La revolución de los enchufes es un hito en esta autonomía que va camino de cumplir treinta años sin que la alternancia haya hecho acto de presencia. Los funcionarios saben qué se cuece en las covachuelas de la Junta: la olla podrida que sirve para repartir subvenciones cazo a cazo, o para colocar a novios, hijos, sobrinos políticos... Por eso se han convertido en el gran peligro para Griñán, el hombre que eligió a Velasco para dirigir el partido: no se olvide este dato aunque el propio presidente reniegue de quien fuera su discípulo predilecto. Si los funcionarios hablaran, si denunciaran todo lo que se guisa en la penumbra, entonces el Régimen tendría las horas contadas. El silencio cómplice, mantenido durante tres décadas, ha propiciado este neocaciquismo que pone a los funcionarios, ahora, contra las cuerdas. Una protesta profesional es considerada por Mar Moreno como hostilidades (sic) contra la Junta. ¿No suena eso a final de Régimen? El ocaso del griñanismo salta a la vista. Lo del sábado fue solo el principio. ¡Ay, si los funcionarios hablaran…!

abc.

Anónimo dijo...

Que se hagan públicas todos los puestos ocupados por asesores, interinos y comisiones de servicio

Anónimo dijo...

Oposiciones libres, empleados por méritos en igualdad, profesionales independientes.
NO a la arbitrariedad, el clientelismo, el amiguismo, el sectarismo ...
NO al nepotismo. luchemos por la ley y un Estado de derecho de verdad.

Anónimo dijo...

La Admon tiene que estar atendida por profesionales independientes, no por clanes con estómagos agrecidos y sumisos

Anónimo dijo...

Sólo una administración con empleados públicos independientes garantiza una democracia verdadera. ¿Por qué se empeñan en acabar con ella? ¿Por qué inundan la administración de personal de confianza?

Anónimo dijo...

Muy buen articulo, estoy casi 100% de acuerdo contigo :)
online slots

Anónimo dijo...

Hola, muy interesante el post, muchos saludos desde Argentina!